Abuelas apostadoras detenidas por la policía en Florida

La ley contra el juego norteamericana da para todo. El último golpe que dieron al juego organizado tuvo como criminales a un grupo de abuelas apostadoras que manejaban un circuito under de mahjong, poker y bingo. El lugar, según el Huffington Post, tenía un límite diario de pérdidas por U$S 4.

Al parecer, debido al muy bajo nivel de apuestas, no violaba leyes estatales ya que cualquier home-game con apuestas menores a U$S 10 no son criminales bajo la ley, por lo que las abuelas (todas mayores de 80) podrán volver a jugar eventualmente.

Estos arrestos que rozan el ridículo no son nada nuevo, ya que el año pasado en Washington la policía intervino un juego de pinocle de 25 años de antiguedad y con apuestas de centavos. En Indiana, también sucedió algo similar cuando se le alertó a unos ancianos jugadores de cartas de apostar por premios como fruta y papel higiénico.

Comments Closed