Antonio Esfandiari se lleva el Big One

El torneo del que todos hablan, el Big One for One Drop, ya tiene dueño. El mago Antonio Esfandiari sacó un conejo de la galera y se llevó el premio más grande ever que ha entregado la WSOP.

 

48 jugadores se enfrentaron en la contienda pero sólo uno se llevaría el primer premio de $18.346.673 a casa. Luego de 3 días de dura batalla, se llegó al heads up con los únicos dos que daban pelea: Esfandiari y Sam Trickett. Poco pudo hacer el catalogado como el rey del póker britanico para sacar a Antonio del torneo y tuvo que conformarse con el segundo puesto y la despreciable suma de $10.112.001.

 

Congrats al mago Esfandiari por hacer historia en un día que quedará en la memoria de todos los apasionados por esta disciplina.

 

Comments Closed