BSOP Fortaleza 2012 Inside – Por Maloukito

Fortaleza – Brasil.- Finalmente el día había llegado, daba comienzo a la 6ta Etapa del Brazilian Series of Póker 2012. El hotel Grand Marquise fue el lugar elegido para ser sede del evento. Pese a haber elegido jugar el sábado como mi día inicial, llegué a Fortaleza el viernes por la tarde. Maurizio ya estaba esperándome en el hotel que elegimos para quedarnos, El Sanbura, a 300 metros de donde se jugaría el torneo, mucho más económico y mas tranquilo.
Una vez instalados, fuimos a presenciar el arranque del torneo y aprovechar para inscribirnos. Me asignaron la mesa 8 asiento 6, guarde el ticket como si fuera mi mayor tesoro, y nos dirigimos al salón a reconocer a los rivales de otros estados y saludar a algunos jugadores locales.

La gran atracción era la presencia de André Akkari, jugador de PokerStars, ganador de un brazalete WSOP 2011 y por lejos el jugador mas mediático y querido en suelo brasileño. Otras  figuras también estuvieron presentes en la calurosa Fortaleza, Flavio Reis actual campeón del BSOP 2011, por ejemplo. Caiaffa, de los mejores en el online y el vivo. Gabriel Goffi considerado el mejor brasilero en cash High stakes online. Bruno Foster, Joao Simao y muchos otros cracks del online y el vivo. Varias figuras locales también marcaron presencia, Marcio Cid, Josias Macaoca, Carlos porto, y Alan Guionez entre muchos otros.
Después de ver el arranque, nos fuimos a cenar, descubrimos un bar de unos holandeses locos donde se comía muy bien, con wifi, cervezas de todo los tamaños y sabores, varios LCD para ver fútbol y además a los dueños les gustaba el póker.
El sábado arrancó tranquilo, una caminata por la playa, un desayuno liviano y a concentrarse para el torneo. Una hora antes del inicio  ya estábamos en el  salón, éramos 215 jugadores esperando tomar nuestros asientos, la concurrencia fue mayor que la del DIA 1 en el cual participaron 159 sobreviviendo solo 39.
Comenzó puntualmente a las 15 hs, la estructura no es la ideal, pero da mucho margen para jugar. El stack inicial es de 25000 fichas, los blinds aumentan cada 45 minutos, comenzando con 25/50. Al final del día serian 13 niveles de blinds.
En mi mesa estaba Thenorio, un pibe de fortaleza con el que jugué varias veces y dos cracks del cash Paulo Grendene y Stetson Fraiha pionero del holdem en Brasil. Los dos primeros niveles antes del primer break los pasé sin sobresaltos. En nuestra mesa estuvo el primer eliminado del día. Los siguientes niveles son otra historia, donde dos veces el river trajo la carta que ayudaba al rival de turno, dejándome solo con 14000 al llegar el descanso para cenar.
La cena no fue muy felíz que digamos, Maurizio fue eliminado en la última mano, cuando en BB paga un allin con AA negros y los 77 del rival encuentran un milagroso 7 en el flop, y “Siamo fuori della copa” para mi amigo Italiano cuando quedaban 170 jugadores.
Los siguientes niveles fueron de push-fold para mí, esperando los momentos correctos para golpear, cada pote ganado le daba aire a mi debilitado stack. Hasta que finalmente recibí un pago, y cuando mi A6 de picas se impuso al KJ de mi rival, y así conseguí llegar a 37000 fichas muy cerca del promedio. Luego, en una guerra de blinds contra SB, llevo mi stack a 47000 y por primera vez me puse por arriba del promedio. En el tercer y último break del día restábamos 127 jugadores.
Con los blinds en 600/1200 ante de 100, recibo 99 en posición media, utg apuesta 3000, recibe un pago, le pago plano, y bb completa. El flop? Una maravilla! 8d 9d 6p, utg continúa con 7.500, un fold, y como no quiero ninguna sorpresa en el river,  nuevamente aumento a 15.000, bb fold, utg las pone todas al centro y le pago mostrándome JJ, nada lo ayuda y elimino a mi primer rival. Ahí ya contaba con 80.000 fichas, el promedio 45.500 y 120 jugadores en las mesas.
Manos después, trinco mi par de diez en el flop después de haber pagado plano un raise preflop, con posición aumento la apuesta de continuación del agresor, el turn trae una escalera más grande que una casa, él me da el check esperando mi apuesta la cual nunca llego. Para  su desgracia el river doblo una carta dándome  full house, apuesto por valor y me paga inmediatamente derrotando su escalera. Salto a 110.000 fichas con promedio de 52.000 y 92 jugadores en lucha. Siendo el líder en fichas de mi mesa, no me agrado saber que iban a reubicarme en otra. Con 120.000 fichas me siento en la mesa 4, asiento 8, promedio de fichas 71.000 con 76 jugadores repartidos en 8 mesas.
Solo restaban dos niveles para finalizar el DIA 1 B, y Goffy el líder en fichas del torneo estaba en la mesa, señor y dueño absoluto de la acción. Además de él había otros jugadores peligrosos y enfichados, así que decido sacar el pie del acelerador y esperar agazapado. En el último nivel del día el gran André Akkari las pone todas en el centro en la mesa televisada, su 44 se estrella con JJ, nada en el flop, nada en turn, nada al river. Akkari out, a las duchas. Mi mano esperada nunca llegó, entre los blinds y alguna que otra movida sin éxito llegue al final del día con 81.000 fichas con un promedio de 89.000 y 60 jugadores sobreviviente.

Salí de ahí a las 3 de la mañana y después de 11 hs de juego solo quería bañarme y desmayarme en la cama. Pero mi cabeza tenía otros planes, dormí muy poco despertándome a cada rato reviendo las manos una y otra vez.
Después del mediodía decido ir a desayunar-almorzar al bar y encarar la nueva jornada. Faltando media hora, ya estaba en el salón, donde se escuchaban historias de bad bets, y grandes bluffs de los cuales se hablará por meses. El día 2, me encuentra en la mesa 7, asiento 10. Mas de R$ 400. 000 de premiación, cobran los primeros 36 jugadores, llevándose el primero nada más ni nada menos que R$ 130.000.
Ya en el primer nivel veo como la mitad de mis fichas se van cuando un rival conecta su escalera milagrosa en el river destrozando mi par doble. Me voy a 46.000 fichas, promedio 120. 000, 80 jugadores.
Después del break, desarman la mesa, y me ubican en la 8, posición 4. Varios jugadores buenos con muchas fichas y algún que otro restado. Solo tengo un movimiento en mi arsenal, así que espero el momento indicado para ponerlas en el central dando buenos resultados en varias ocasiones. Hasta que  finalmente me llega la mano. En BB recibo 88 negros, utg levanta a 10.000, la mesa foldea y las pongo todas, me paga y da vuelta AQ suited. 10- 2 – 10 al flop, 10 en el turn y 7 en el river para doblar mis fichas a 136.000 fichas, con promedio de 173.000 y 54 jugadores remándola.
El primer gran error no tardo en llegar, en SB recibo AJs, el líder en fichas intenta robar los blinds desde BT apostando 11.500, aumento a 33.000, sabiendo que él tiene fold, pero mi estrategia se hace pedazos cuando BB (súper tight) paga mi apuesta dándole la chance al líder de ver el flop por unas monedas más. No conecte nada en un flop 10-7-6, doy check, BB sale de allin y es pago por el líder, instafold de mi parte. Las JJ de BB no sufren demasiado ante el KT de su oponente. Muy lastimado quedo con 80.000, el promedio 199.000 y 47 sobrevivientes.

Ultima mano antes del break para cenar, blinds 3000/6000/500 de ante. Todos foldean hasta mi turno en highjack donde levanto par de 10 negros, 14.000 fichas en el pote, el que está en el botón foldea fuera de tiempo, solo restan cuttoff , SB y BB. Menos de un minuto para ir a cenar. Solo tres jugadores para pagar mi allin, tiene que ser una mano Premium, nadie quiere meterse en problemas antes de la cena. Comienza a sonar “born to raise hell” de Motorhead en mis auriculares.”All in” anuncio empujando todo al centro y VAMOS CHACA!! Un fold, SB paga casi sin pensar, BB foldea. Los temibles AA aparecieron para avisarme que hasta acá había llegado, y el showdown KQQ K 9 lo termino confirmando. Saludos de rigor al vencedor y al resto de la mesa.
Camine hasta la salida acompañado por Maurizio y Germán, un amigo rosarino que vive en Fortaleza, los dos me apoyaron y tuvieron que aguantarme las siguientes horas, hasta separarnos. Rosario se fue a dormir, al tano lo esperaban varios torneos online. Así que encare al bar, para usar el wifi, tomar alguna cervecita y charlar de futbol con los holandeses, no solo del póker vive el hombre…..
Acabó mi torneo, el día 2 continuaría pero sin mí, finalice 43 de 374 jugadores con la sensación amarga de saber que se podía llegar más lejos, pero satisfecho con mí torneo. Solo fue un torneo, el primero de muchos, el sueño sigue intacto, la voluntad junto con la determinación y el convencimiento de estar recorriendo el camino correcto más fuerte que nunca.
Así que no les parezca extraño, si un día me encuentran en cualquier rincón del mundo donde haya una mesa, fichas y una silla para sentarme.
Quiero agradecer de corazón a todos aquellos que me apoyan y acompañan constantemente, hermanos de armas, amigos, amigas, familia. A todos un gran abrazo!!!!!

“ Lo que no te mata, te hace más fuerte” F. Nietzsche

Maloukito

Fotos: Mebeliska.com

 

 

 

Comments Closed