El mismo Obama apuesta en deportes: “Me decreto un perdón presidencial”

Una de las máximas autoridades (sino la máxima) del mundo libre confesó en el show de Stephen Colbert que ocasionalmente apuesta en deportes: Barack Obama, presidente número 44 de EEUU, bromeó sobre esto durante un live feed luego del SuperBowl 50 que lo tuvo en un ámbito muy relajado y amigable.

“Además de llamar y felicitar a los ganadores del SuperBowl, también llamo a los equipos perdedores. En especial si tenía dinero apostado en ellos” admitió en tono comédico desde la Casa Blanca. El anfitrión Colbert le respondió: “Señor, lamento informarle que apostar en deportes es ilegal” a lo que el presidente remató diciendo “Soy el presidente, me decreto un perdón ahora mismo”.

Por supuesto que en tono de broma, esto aún así trae a colación la discusión sobre la legalidad de las apuestas deportivas en EEUU. Teniendo en cuenta que se apuestan casi 180 billones por año en deportes en el país de los libres, (U$S 4.2 solo en el SuperBowl) es más que evidente que las leyes no son de acero. Solamente los estados de Delaware, Montana, Nevada y Oregon permiten estas apuestas bajo ceño estatal, y Nueva Jersey está en camino de ser el próximo en apelar esta constricción federal.

Además, la introducción de los “daily fantasy sports” (Ligas de fantasía de cada deporte) han liberado la presión sobre este tema, considerándolas “juegos de habilidad” y se especula que esta prohibición de estatuto sobre las apuestas deportivas no durará mucho más.
Es decir, ni el presidente parece tomarla en serio.

Comments Closed