El Poker en el Cine – La Gran Estafa

En esta ocasión traemos algo de poker de la pantalla grande, más precisamente de la película “La Gran Estafa” de Stephen Soderbergh.

Brad Pitt y George Clooney, interpretando a dos criminales de gran monta que buscan robar tres casinos, se reunen con actores interpretandose a sí mismos en una escena previa para enseñarles a jugar al poker, pero en este caso al tradicional Abierto, no al Texas Hold’em. Brad Pitt toma el papel de profesor y el actor Topher Grace, interpretandose a si mismo, repite la regla más importante del poker:

“Leave emotions aside” (Deja las emociones de lado)

 

Brad Pitt procede a la lección del día con George Clooney como el rival a vencer: como leer su bluff. “Con tanta plata y tan temprano en el juego, diría que no tiene nada mejor que un par de figuras”.

¿Esta es la cara de un bluffer?

 

El primero duda, y luego foldea. El segundo, Joshua; ve sus 500 y decide subirle otros 500.

“Linda apuesta, pero no queremos apurarle demasiado ni demasiado pronto” agrega Brad Pitt, pidiendo un juego menos agresivo en sus alumnos. La chica ve los 1000, el otro también, y Brad Pitt finalmente también.

La única dama, lanzando las fichas al call.

George Clooney decide no solo ver los 500 que le restaban, sino resubir a 2000, poniendo efectivamente los billetes en la mesa.

Brad Pitt no achica al re-raise. “Está tratando de comprarse una salida del bluff”, argumenta. Y entra en un duelo de miradas con el personaje de Clooney, como si se tratase de un tremendo heads up.

 

Sus alumnos, convencidos de la argumentación, deciden pagar para ver lo que tiene Clooney. Mientras muestra sus cinco cartas en el paño, revelando un poker de nueves, dice “No sé para qué servirán los cuatro nueves, pero el As es bastante alto”.

Apenas una mueca, las emociones se recuperan fuera de la mesa.

 

 

“Gracias por los consejos para atrapar bluffs” le recriminan irónicamente a Brad Pitt, quien sonríe. Tal vez la lección sea que es más dificil y complejo leerle correctamente un bluff a alguien que conocemos que a alguien que no. O tal vez que no hay que subir por impulso; o quizá la lección sea que no puede haber maestros en el poker mas que la experiencia.

La escena de la película, aquí.

Comments Closed