EPT San Remo 2012 – El regreso -parte 4

Poggibonssi– Italia.- Ya regresado desde San Remo a Poggibonssi, me quedaban 10 días por delante. Traté de hacer el máximo posible de cash, adaptándome a los horarios donde podía encontrar mesas  para jugar. Lunes, miércoles y viernes tenía la del pueblo,  3 horas cuando caía la tarde. Y algunas veces salí a buscar acción en Firenze por las noches.
Para esto último fue fundamental la ayuda de Michele y Nino, con los cuales, con el correr de los días  fuimos entablando una linda amistad.

Michele es el organizador de la partida en el Club Gabbione en Poggibonssi. Un napolitano muy simpático, de unos 27 años, que vive su vida en la adrenalina total. Sus ingresos se basan en el rake que cobra de cada mano esas tres horas día por medio, y aunque parezca increíble, sólo con eso, está mejor que cualquiera que tenga un trabajo normal. Obvio que también le gusta jugar, y lo hace en Firenze o desde su casa de modo on-line.
Hay un dicho en el póker que casi siempre se ajusta a la verdad: “uno juega como vive”.
Michele juega así, siempre al borde de la cornisa. Lo podés ver jugando on-line €0,50-1,00, y al rato en  HU de €20-40.  Es un buscador de emociones, sin embargo no es tonto, y conoce la mayoría de los conceptos del póker, pero no respeta ni un mínimo de las reglas del profesionalismo.
Generalmente este tipo de jugadores tienen un final anunciado. Ojalá no sea este el caso, porque aprendí a apreciar a este loco lindo, que me obsequió como despedida la casaca que uso el Pocho Lavezzi en el Nápoli.

Por su parte Nino es abogado, especialista en solucionar problemas migratorios de los indocumentados. No hace mucho que desembarcó en el póker, es muy observador y competitivo. Tiene ganas de mejorar y es humilde para escuchar a los que saben más. Sin embargo tiene una lucha difícil por delante, ya que hay veces que no puede manejar sus problemas emocionales en la mesa, sobre todo después de perder alguna mano. Allí aparece el mal jugador y aunque él lo sabe y acepta, en esos momentos se transforma muchas veces en el punto de la mesa.

Con Nino me entendía con facilidad ya que el habla portugués y muchas veces servía de intérprete para mi comunicación con Michele.
Para ambos no tengo más que palabras de agradecimiento y espero que las largas charlas de “Póker Profesional”, como decían ellos, hayan servido para su futuro como jugadores.

Las noches de Firenze tienen dos opciones de juego: El club Fiorentina, mesa de € 1-1-3, la mayoría de los jugadores entran cortos, con € 100 o 200.  El lugar es muy cómodo y la atención es buena. Las bebidas y la comida son gratis y la comisión no es exacta, pero en potes chicos es el 10% y en grandes el 5% con máximo de €20. La mayoría de los jugadores son viejos y varios dan ventajas.
Un día por semana organizan una mesa de € 2-5, pero con valores de fichas de torneo, lo que hace que tengas que estar haciendo la cuenta para saber cuánto estas apostando. Al rato te acostumbras, pero no deja de ser un detalle a tener en cuenta.

El club Billardi, también queda en el centro de la ciudad. Es un club de billar, con un cuarto separado con una mesa de Póker. Valor € 2-4-8 , el strudel obligatorio, y también con el sistema de fichas de torneo. Cobran la consumisión y para  jugar, tenés que firmar una solicitud de pertenencia al club y ser invitado por algún integrante. También el promedio de edad es alto y el día que estuve la mesa se rompió a las dos horas. La comisión similar al anterior, pero hay más dinero en la mesa.

Una tercera opción es una mesa casera en Cinalunga, una ciudad cerca de Siena.
Es en un garage de una casa y la gente un poco más joven. Se juntan 4 noches por semana, y la comisión es menor. Tienen un dealer bastante rápido, aunque muy hablador para mi gusto. Y el nivel de los jugadores es bastante malo. Los blinds son € 1-1-2, aunque no es obligatorio el struddel. En esta mesa los raises son desproporcionados y suele haber potes grandes. Una de las noches que fui, uno de los jugadores perdió casi € 3.000 y lo curioso es que en un momento iba ganando más de € 1000. Su juego se basaba en entrar todos los pases, siempre de raise, y no había manera que no pague una resubida. Lo gracioso es que estuvo a punto de darme un dolor de cabeza.
El máximo de carga es de €400, que fue con lo que entré. A la media hora de juego, el sube a € 14, pagan 2, y yo lo llevo a € 65 con AA. Por supuesto que paga y vemos el flop K83. Continuo con € 75 y vuelve a pagar. Turn un 4, apuesto nuevamente, y me hace all-in que yo acepto para ver K4!!! El river no cambio nada y volví a comprar por otros €400.
No tuve que esperar mucho para tener otra oportunidad de quedar mano a mano con él. Esta vez tengo AJ s en el botón, y la acción es idéntica. Él sube, pagan varios y yo re- raise a € 75. El flop J85 Esta vez me sale donkeando fuerte a € 125.  Es claro que contra un jugador así no puedo tirar la mano, aunque mi instinto me decía que algo estaba mal. All-in mío e instan call de él.  J8 da vuelta para dejarme al  borde de quedar € 800 abajo en una mesa de € 1-1 ( inlevantable). Pero esta vez tuve un guiño de la suerte y volaron dos 9 en el turn y en el river, dejándome Even.

Obvio que el final del amigo era uno sólo, la derrota. Esa noche Nino pudo engancharlo en dos manos y lo términó de liquidar. Hacía mucho tiempo que no veía una cara que resumía el dolor de la derrota. Porque la última media hora que duró la mesa, él no tenía más dinero para jugar, y se quedó mirando cómo las que fueron sus fichas, iban de un lado para el otro .
Creo que recién en ese momento, tomó conciencia de cuánto había perdido.

En este viaje a Italia, jugué un total de de 71 hs. de cash, con un promedio de ganancia de € 43 por hora. No es un número para nada despreciable. Lo ideal sería tener más variedad de mesas y más cantidad de horas para poder jugar. Pero en el balance lo considero un lugar para poder pasar una temporada viviendo del Póker .

Por ultimo no puedo cerrar sin agradecer a mi amigo Matteo. Tanto él como su familia no dejaron que me faltara nada. Los 77 kilos que marqué en la báscula  antes de partir para Roma son fiel reflejo de ello.

Hasta la próxima!  y por sobré todas las cosas, buenas decisiones!!!

Marcelo Stones

Puedes contactarte con Marcelo en su Facebook

Dale me gusta a nuestro Facebook seguí su historia de cerca !

.

Comments Closed