Estrategia de Poker: Slow play

Se hace Slow play cuando se tiene una buena mano y no se apuesta con fuerza, con el objetivo de que otros jugadores se queden en la parada y puedan conectar una jugada menor a la nuestra o intenten mentirnos (Bluffear) , para entonces hacerles una subida (Raise) y obtener dinero extra que no se hubiera obtenido si hubiésemos apostado con fuerza desde el inicio.

El slow play es una “jugada engañosa” con actitud pasiva.

  • ¿Tenemos una mano muy buena?
  • ¿Pensamos que si hacemos una apuesta ya no entrará más dinero en el pozo?
  • ¿Es posible que el oponente aún pueda conectar algo en el turn o el river?

Entonces, el Slow play es una opción para generar mas dinero de una mano ganadora.

  • Slow play significa jugar una mano fuerte de forma pasiva.

Explicación:

A pesar de tener una mano fuerte sólo cumplimos con las apuestas que nos exigen. Aceptamos de forma pasiva el ritmo de juego impuesto por los adversarios (pasar/igualar = Check callear) y no metemos fichas en el pozo (apostar/subir) de forma activa. Esta forma de juego sólo es posible en muy contadas ocasiones. Sólo si verdaderamente tenemos una buena mano, podemos hacer como si no la tuviéramos. El Slow play sólo tiene sentido en situaciones cuidadosamente elegidas. Cuando jugamos lento estamos renunciando a la posibilidad de ganar el bote de inmediato.

Por consiguiente, con el Slow play  arriesgamos el pozo actual para ganar más al final. Esta forma de juego es evidentemente muy peligrosa, pues es muy difícil calcular el riesgo de permitir gratuitamente un cambio de la situación cuando se tiene una.

.

 

 

Comments Closed