Foldear K-K: ¿Posible, recomendable o impensable?

A mi padre le pregunte si había alguna vez foldeado Kas. Dentro de su colorida anécdota, ante todo rescató que dos veces lo hizo y dos veces le mostraron ases, pero que luego lo volvió a hacer y le mostraron aire, decidiendo no volver a foldearlas.

El examen de foldear K-K tiene que ser tan fino que debería ser la excepción a la excepción. Obviamente la única mano que nos supera pre-flop son los ases, y con un As y otra carta hay casi las mismas chances de perder que si nos vuela el set del otro en el flop. Alguien con as tiene tres outs para vencernos, alguien con un par dos pre flop. Siempre vamos a estar en ventaja, y como jugadores de poker lo queremos. La pregunta en verdad es ¿cómo detectar ases por sobre todas las cosas? Las cartas no brillan con los American Airlines, así que ¿se pueden adivinar?

Un tribet, cuatribet, un all-in pueden ser definitivos indicadores de potencia, ¿Pero como discernimos los ases de Q-Q, o J-J, o A-K suited en valor, o de un bluff a sangre fría? No hay tells distintivos universales para ases, y no hay manera de achicar el margen y decidir con certeza cuando sube con ases y cuando con las manos mencionadas u otras, es muy gruesa la chance de leer ases para estimarla. Más si el jugador es agresivo constantemente, o si está débil en stack, o es impredecible.

Hagamos una hipótesis: Si estamos en absoluta seguridad de decir: éste jugador solo juega como jugó con Ases y Reyes, y estamos seguros de ello, es menester foldear, ya que corremos un riesgo altísimo sin margen de ganancia útil. Si lo hace también con Reinas, es tirar la moneda al aire, ya que ganamos con 1, empatamos con 1 y perdemos con la otra. Por lo tanto, el ejercicio de foldear K-K tiene que venir acompañado de una profunda lectura del jugador que proceda del rango tight, y solo si nos aseguramos de que juega como juega con estas 3 manos y estas solamente.

Se puede entender foldear Kas cuando estamos demasiado arriba en stack, corremos riesgo por menor ganancia, cuando estamos en un satélite o un Double or Nothing, o cuando no implica tanta carne doblarnos.

Por lo único que se puede recomendar aparte de esto es para poder contar la historia, y ser aquel sujeto que “foldeó los reyes”. Si esto no te interesa, dejá que tus “King Kongs” hagan su trabajo.

Comments Closed