La armada argentina va por el tercer brazalete de las WSOP

Un año más los mejores jugadores argentinos acuden al Rio Hotel and Casino de Las Vegas en busca de la gloria en el torneo de póker por excelencia, las WSOP. De nuevo se están batiendo en el tapete verde de las mesas con el objetivo de alcanzar alguno de los brazaletes de campeón por los que allí luchan más de 100.000 jugadores.

Las WSOP 2018 arrancaban el pasado 30 de mayo  y han despertado la ilusión de un grupo de jugadores que acude a esta edición con el ánimo de repetir al menos la actuación de la pasada temporada en la que Andrés Korn se hacía con el segundo brazalete para Argentina en la historia de las Series. El porteño “Cacho” Korn se lograba el triunfo en el Evento #56: $5,000 No-Limit Hold’em, derrotando en el heads-up al taiwanés Pete Chen, para llevarse a casa el preciado brazalete y los 618.285 USD de premio.

Pero ese no fue el único hito que los argentinos alcanzaron en las World Series of Poker 2017 ya que el gran Damián Salas logró nada menos que colarse en la mesa final del Evento Prinicpal del torneo. Por primera vez un jugador argentino podía presumir de ese honor. Lástima que el “Pampa” no lograba completar el sueño de llevarse la victoria y los 8.150.000 USD reservados para el campeón, en parte por haber entrado en la final corto de fichas. Finalmente, Salas se despedía del torneo en el puesto siete llevándose para Chacomús una suculenta recompensa de 1.450.000 USD.

Las WSOP son un torneo que siempre había venido negándose a los jugadores argentinos, que parecían estrellarse una y otra vez en las mesas cuando llegaban a Las Vegas. Esto fue así hasta que en 2015 Iván Lucá (no podía ser otro) puso fin al maleficio haciendo historia para Argentina al llevarse el primer brazalete en la 46ª edición de las Series Mundiales. Y es que un “Negriin” que llegaba en racha parecía destinado a llevarse el honor de ser el ganador de ese primer brazalete para su país. A la hora de lograr la gesta Iván tuvo que enfrentarse a 2.149 jugadores en el Evento #30: $1,000 No-Limit Hold’em y superar en el heads-up al checo de origen bielorruso Artur Rudziankov, para finalmente llevarse el título y los 353.391 USD destinados al campeón.

En esta edición de 2018 muchas esperanzas están puestas justamente en la pareja del primer vencedor, María Constanza Lampropulos. Connie, que actualmente encabeza el ranking absoluto de jugadores argentinos, parece haber alcanzado su plena madurez deportiva. Así lo demostró en Bahamas el pasado mes de enero al conseguir la victoria en el mayor evento de póker que se juega fuera de los Estados Unidos, la PokerStars Caribbean Adventure. Connie hacía historia al convertirse en la primera mujer en ganar el Evento Principal de la PCA y se embolsaba un premio de 1.081.100 USD tras superar a más de 580 de los mejores jugadores del planeta.

Connie llega a Las Vegas tras ganar un Hihg Roller en el Casino Barcelona que además del premio de 63.460€ le ha proporcionado un paquete para participar en el Evento #62 Crazy Eight’s. La argentina se siente optimista para participar en diversos eventos y tratar de conseguir su primer brazalete en un año que se convertirá en inolvidable para ella.

Por si esto no sucediera, ahí están otros jugadores nacionales como los Iván Lucá, Damián Salas, Andrés Korn, Nacho Barbero y varios más, tratando de alcanzar la gloria que supone un triunfo en las WSOP. Por lo pronto alguno como Ezequiel Waigel ya ha logrado meterse en puestos premiados y arañar algún peso. Ahora toca concentrarse en el premio gordo del torneo.

Foto: Pokernews

Comments Closed