María “Connie” Lampropulos es la campeona del Main Event PokerStars Caribbean Adventure PCA 2018

María “Connie” Lampropulos se ha convertido en la primera dama que se hace con la victoria en el Evento Principal de la PokerStars Caribbean Adventure (PCA). La jugadora de 36 años de edad procedente de Buenos Aires (Argentina) conquistó la edición 2018 para llevarse un premio valorado en 1.081.100 $, derrotando a un field de 582 jugadores, lo que le permitió además hacerse con el prestigioso Platinum Pass que sentará automáticamente en el PokerStars Players No Limit Hold’em Championship (PSPC) de 2019.

“Me siento tremendamente orgullosa y muy agradecida a todo el mundo que confió en mis posibilidades de poder llegar hasta aquí, especialmente a mi novio Iván quien siempre creyó en mí”, comentó la Reina de la PCA 2018.

María es la segunda jugadora de origen latino-americano que consigue vencer en un Evento Principal de PokerStars y la primera que lo hace en los últimos siete años. Lejos queda ya el triunfo del venezolano Iván Freitez en la Grand Final del European Poker Tour (EPT) celebrada en Madrid en el año 2011.

Lampropulos triunfó después de reponerse a las adversidades vividas durante seis días de torneo y tras enfrentarse a una mesa final plagada de buenos jugadores, donde destacaban las figuras del español Adrián Mateos, Shawn Buchanan o Koray Aldemir. Con paciencia y buen hacer, esperando los momentos adecuados y midiendo con extremada precisión todos sus movimientos, consiguió llegar a buen puerto después de eliminar a Shawn Buchanan en el cara a cara por el título, empezando este con ventaja de 2:1 a favor del canadiense.

Esta tremenda victoria sitúa a Lampropulos en la tercera posición de la “All Time Money List” de Argentina con 2.8 millones de dólares en resultados presenciales, una clasificación que lidera su pareja sentimental Iván Lucá. A buen seguro que ninguno de ellos olvidará aquel Eureka 6 de Rozvadov donde no solo alcanzaron la mesa final sino que se acabaron repartiendo el título, resultando María la eventual ganadora.

“Iván ha sido un pilar importantísimo para alcanzar este éxito. Comentamos muchísimas manos, situaciones, errores y aciertos. Siempre que sentía el desanimo, Iván me reconfortaba diciéndome que lo podía lograr, que este torneo podía ser mío”, comentaba María una vez con el trofeo en sus manos.

Hasta hace dos años, María era una jugadora prácticamente anónimo a nivel internacional. Fue a raíz de ver jugar a Iván, aprender de él y jugar torneos cada vez más importantes, cuando los resultados empezaron a llegar.

“Siempre me ha gustado el poker por su tremenda complejidad y su carga de adrenalina, pero nunca pensé que podía llegar hasta aquí. Es increíble”, dijo Lampropulos ruborizada.

Comments Closed