Poker Para Todos – Balance 2012

Hola gente querida de Pokerlogia, me surge en esta época del año como a tantos otros hacer el balance personal de mi año pokerístico, y a decir verdad, no me puedo quejar, sin entrar en detalles matemáticos, debo decir que fue altamente positivo, no solo en números sino en aprendizaje, en consolidación de conceptos y en perspectiva de futuro. Pero no quiero referirme solo a esos ítems que si bien son importantes, no son concluyentes de cara al futuro.

A lo largo de estos 6 años en el mundo del póker, no solo como jugador semi-profesional, sino como periodista, trataré de hacer un análisis mas global.

He conocido desde mis orígenes en mi querido club de Santa Fe, del cual ya hice referencia en mi artículo “Poker de Potrero” a un montón de gente que me ha dejado enseñanzas y que formaron parte de mi escuela, personas que me hicieron inclinarme por ejemplo en castellanizar el lenguaje del póker y oponerme parcialmente a términos como “Hero call” “Four bet light” o “muckear”.

Si bien entiendo los términos, no comparto las formas de expresarlo, y tal vez sea una de las circunstancias por la cuales me sienta identificado con este sitio, mas nuestro, mas de club, mas de barrio que de un LAPT.

Eso no quita que en determinadas circunstancias los puedan utilizar, mi objetivo va mas allá.

En las 2 o 3 veces que tuve la suerte de cruzarme con Damián Salas, quien a mi criterio es el mejor de Argentina, noté una característica en él que me llamó la atención, a los 2 o 3 minutos de estar charlando con alguien él se daba cuenta con que clase de jugador estaba hablando, cuales eran sus conocimientos y su nivel, y se adaptaba al mismo para hablar de igual a igual, sin tener que demostrarle a nadie toda su experiencia, su sapiencia o su superioridad. Hablaba simple, común, te hace entender las cosas de la manera más humilde posible. Eso es un gran mérito en un grande del póker como él. Y no lo hace adrede, le surge espontáneamente.

Adonde voy?

El póker en nuestro país ha crecido bastante estos últimos años, se ha jerarquizado y vemos por todos lados cada vez mejores jugadores, on line, en vivo, en torneos nacionales e internacionales, pero a pesar de ello, todavía es un mundillo demasiado pequeño, y es responsabilidad nuestra hacerlo crecer, incorporar gente de todos los estratos.

Noto ciertas divisiones a todo nivel, los pocos medios que cubren póker se recelan y pelean por una porción de torta, son contados con los dedos de una mano los que no critican y tiran para adelante. En vez de querer ampliar el negocio luchan porque sea pequeño y se tranforme en un monopolio.Y si hablamos de los jugadores están los que se creen superiores, a veces por puro ego y otras con pergaminos ganados, y está en ellos también la responsabilidad de tirar para adelante y engrandecer este deporte que tanto nos apasiona. Cada uno con su librito, reza una de las tantas frases que dan vuelta en el saber popular del póker, nadie quiere enseñarle todos su secretos a otro, a menos que sea amigo, lo que digo es que a los que recién se incorporan no los echemos, los ayudemos, seamos respetuosos con aquel hombre mayor que durante los últimos 20 años probó suerte con el punto y banca y de a poco se acerca a una mesa de póker, si ese hombre tiene una mala experiencia (no hablo de perder, sino de ser maltratado y notar un ambiente tenso en una mesa) lo vamos a perder para siempre.

Muchas veces nos damos cuenta que los jugadores de una mesa sabemos mas que los croupiers o los jefes, que tal vez recién aprenden que este deporte está en plena expansión. Respetemos y ayudemos. No crean que para un casino es gran negocio destinar personal y recaudar poco y nada comparado con máquinas tragamonedas o ruletas. Y si encima los jugadores a lo único que se dedican es a pelear, buscarle las vueltas a los distintos reglamentos o andar en grupos creyendo que el póker es lo mas importante de una sala de juego, un día nos podemos llegar a agarrar la cabeza, y la explicación será simple, dura y concisa: “el póker no era rentable para la casa”.

Colaboremos entre todos a popularizar el deporte que tanto nos apasiona, es mi deseo para el 2013!!! Buenas decisiones para todos.

Rodrigo García Lussardi

Comments Closed