Poker Para Todos – Pura cepa sanjuanina

San Juan – Argentina.- Amigos y compañeros de nuestra Logia, este integrante sigue compartiendo y ampliando lugares y experiencias poketeras para compartir con ustedes.

En esta oportunidad mi verdadero trabajo me llevó hasta la ciudad de San Juan para la gran definición del campeonato argentino de fútbol, para el que no está al tanto (en este país son muy pocos pero para los lectores de otras latitudes) les cuento que finalmente el equipo de la ciudad de San Juan, San Martin, se mantuvo en la primera categoría y Rosario Central no pudo volver al lugar al cual pertenece naturalmente, la primera división, pero no nos desviemos, esa fue la mejor excusa para conocer un nuevo lugar donde se juntan a jugar Póker Texas Holdem, y como no podía ser de otra manera, allí estuvimos. Al no jugarse en el casino de la zona (hay 2 o 3 variantes de póker contra la banca cambiando una o dos cartas y hasta relojeando lo que tiene el vecino uno puede pasar un rato agradable pero no más que eso) tuvimos que averiguar y averiguar, haciendo un minucioso trabajo de periodismo de investigación, para luego de consultar 2 o 3 fuentes y haber recurrido a varias embajadas de países de Medio Oriente, dar con el lugar indicado, el viejo y querido club, que tantas ciudades argentinas tienen en alguna calle escondida y poco transitada.

Al ser día Sábado, se jugaba por la tarde, a la noche todos los jugadores salen a cenar y compartir un rato en familia, de hecho debe ser el único día porque el resto de la semana la actividad arranca alrededor de las 22 hrs. hasta que se termine el dinero o a alguno después de ganar un gran pozo casualmente le agarre sueño, o un dolor de cabeza terrible, o algún cumpleaños al cual no iba a asistir.

Fui muy bien recibido y enseguida se hizo un lugar libre para que pudiera entrar, luego de las bromas habituales a las cuales ya estoy acostumbrado referidas o a mi profesión (debate futbolero mediante) o a mi lugar de nacimiento (los porteños en general no son queridos en casi ningún lugar del Planeta Tierra) ocupé uno de los 13!!!! asientos de la mesa!!!! Sí, señor lector, yo contaba y no me cerraba, pero sí, 12 jugadores más el dealer o croupier, más conocido allí como “Tallador”.
Las ciegas eran $5/$10 y quien recibía el botón no participaba de la mano, con lo cual había 11 jugadores activos.
No había grandes stacks, salvo uno, 3 lugares a mi derecha, era el “pro” de la mesa, a quien todos respetaban demasiado, se les notaba el temor cada vez que abría, de hecho en la primera mano que recibo (QJ off) sube el “pro” a 65$ y decido foldear primero por no conocer a quien me enfrentaba, segundo porque había más jugadores detrás mío por hablar, al ver un flop 9 10 2 pensaba…sí,- la cuarta fue el 8 y después de ver que el pro se llevó ese bote con K 10-, decidí ampliar mi rango preflop.
Mientras esperaba ligar algo digno de jugar y habiendo recargado $300 más para estar preparado para jugar un pozo un poco más gordo, vi al jugador de mi derecha foldear la siguiente mano, con flop J 6 2 draw con dos picas, paga mano a mano una continuación de un Loose pasivo (esos que siempre queremos en la mesa aunque a veces nos hagan algún dibujo) en el Turn vuela la pica que completa el color, una nueva apuesta por un jugado de $60 y mi vecino y buen samaritano mostrando su color bajo foldea diciendo…”creo que tiene color mayor” WTF…su rival le mostró una Jota y se quedó el bote entre miradas cómplices.

Dos manos después el jugador que ganó ese pozo está involucrado en otra mano, flop Q 8 8 con dos corazones, y nuestro héroe se juega de frente, ante el fold del rival muestra su mano…QQ , o sea full flopeado, y la frase fue”…por las dudas de que vaya a color…” Asombrado y ya mirándonos de reojo con el “pro” sin poder creer lo que se veía, recibo par de 5, conocido allí como “sapo” de 5 (así llaman a cualquier par) pago un pozo que viene resubido, tribeteado, jugado de otro más, o sea un pozo de $145 donde entramos 5 jugadores. Hay alguna sensación más linda que en un pozo así y ver volar el set en el flop? , ese 5 grande, rojo y triangular de diamantes que brillaba esperando por su dueño; finalmente quedamos 3 con fichas y para engordar el pozo apuesto $200, recibo un call y el pro se flodea sabiendo que iba perdiendo. El flop fue J 5 2, turn 4 y ya sin freno y jugado con mis $250 de resto, me da el call para formar con el 2 del river un full que me dio el pozo de la tarde noche sanjuanina. Después de esa parada algunas contiendas no menores, AQ vs Aj y Q 10 de diamantes ganando con par mayor me hicieron redondear una muy buena jornada, que más allá de lo económico me hizo conocer un nuevo lugar, nuevos amigos como el tocayo García, Tata San Juan y el abogado Hugo, algunos de los que concientemente quisieron participar de esta crónica, más otros anónimos, quienes me brindaron un excelente trato y a quienes seguramente volveré a cruzar, porque San Martín es de primera y de primera no se va.

Rodrigo G. Lusardi

Aquí todos los artículos de Poker Para Todos

Comments Closed