Pokerlogia.com en directo desde Miami

Miami- EEUU. Tiempo hace ya que decidimos, en conjunto pero con el liderazgo del comandante Marcelo Stones, organizar un viaje en busca de varios objetivos. Si bien los objetivos personales pueden distar uno del otro, el objetivo principal en común es el mismo, la busca del profesionalismo, una palabra que le encanta utilizar a mi viejo.
Con las visas ya en mano la decisión fue clara. Dado el grado de familiarización que tiene Marcelo con Miami fue sencillo inclinar nuestros botes en dirección a la Florida. El tiempo a viajar era otra incógnita, pero decidimos dedicar dos meses y medio de nuestro verano a trabajar las mesas de aquí.
Ya con todo resuelto, Marcelo, Fernando Gatto y yo embarcamos al avión el 25 de Diciembre por la noche y arribamos a Miami el 26 por la mañana. Luego de que el amigo de Marcelo, Fabrizio, nos pasara a buscar por el aeropuerto nuestro siguiente destino era claro. Paramos 5 minutos en la casa alquilada y emprendimos viaje hacia la oficina.

El Gulfstream Park fue nuestra primera parada. Originalmente un hipódromo, cuenta con un anexo debajo de sus tribunas con 15 mesas de póker y numerosas máquinas tragamonedas. Un lugar perfecto para jugar donde las mesas comienzan a las 10 AM. Se pueden encontrar mesas tanto de $1/2, $2/5 y $5/10 todas con un rake del 10% y CAP de $5, lo que quiere decir que el rake máximo por mano que extraen es de $5, lo cual lo hace mucho más barato que cualquier mesa que se pueda encontrar en Argentina. El lugar es cómodo, los dealers extremadamente rápidos y experimentados, concentrados en repartir la mayor cantidad de manos por hora ya que las propinas son personales de cada uno. Hay un jackpot a la mejor mano repartida en la sala a cada hora de $250, y los viernes  y sábados es de $500 cada media hora.

Nuestro segundo día decidimos cambiar de aire por la mañana e ir al Hard Rock a testear las mesas matutinas. La sala cuenta con unas 20 mesas y un segundo piso destinado a alojar los numerosos torneos que se juegan. Los stakes elegidos fueron $1/2 para Fernando y $2/5 para mi viejo y para mí. El lugar resalta en el adornamiento relativo al rock. Se pueden ver en las paredes artículos legendarios como armónicas usadas por Mick Jagger o trajes que supo usar Elvis. Ningún apasionado por el rock debería perdérselo. Hay un jackpot a la mejor mano de la sala de $500 cada media hora, y de $350 si la mejor mano se da en una mesa de $1/2. También se pueden encontrar mesas de $5/10 y de $10/25 regularmente.

Termino este relato desde mi asiento de $2/5 del Gulfstream donde nos encontramos los tres haciendo nuestra jornada esperando a que los Dioses del Póker aprecien nuestro sacrificio y nos recompensen con una sesión ganadora.

Hasta la próxima.

Nico Betbesé

Comments Closed