¿Sabías que los Ases nunca…?

¿Sabías que los tan conocidos Ases (o Rocket Killers, American Airlines) nunca han sido la mano ganadora de una WSOP, sea en Las Vegas o Europa? La mano más poderosa pre-flop tan solo ha servido para ser derrotada en dos ocasiones:  en 1979 Bobby Hoff los tuvo ante el eventual campeón Hal Fowler quien sostenía 7♠ 6♦. En un flop de J-3-5, Hoff apostó mitad de su stack, a lo que sorprendentemente Fowler pagó con un gutshot. El 4 en el turn le dio el milagro a Fowler, y con el consiguiente all-in de Hoff en el river, las cosas ya estaban selladas en su contra.

La segunda vez que fallaron fue cuando Dewey Tomko los tuvo ante el “Matador” Carlos Mortensen, quien sosteníK♣ Q♣, con dos tréboles en el flop de 10-3-J. La apuesta de flop de Tomko se encontró con un shove del español, y el pago inmediato. Con el 3 en el turn, las cosas no cambiaban, hasta que el 9 en el flop le dejó una escalera al Matador.

Como dicen, los ases pueden ganar pozos chicos y perder pozos grandes. Ahora no nos va a parecer tan terrible cuando nos los quiebren a nosotros.

La mano final entre Mortensen y Tomko, en la WSOP 2011 Main Event.

Comments Closed