@stonespoker en Macao 2016 – La carcasa – Parte 2

En una oportunidad (ya hace unos cuantos años) me encontraba jugando una mesa cara del Conrad y tenía a mi derecha a un jugador de mucha experiencia, al cual yo respetaba muchísimo. Ya habíamos jugado unas cuantas horas, y en ese transcurrir de las manos observamos en el otro extremo de la mesa a un jugador brasileño que no conocíamos, y que nos había llamado la atención por siempre tomar las decisiones correctas. Su juego era muy prolijo (en esas épocas no era habitual siendo de esa nacionalidad) y sin hacer ningún firulete era por lejos el que más estaba ganando.
En ese momento le comente a mi vecino Lucho (así se llamaba) lo impresionado que estaba por este desconocido jugador. El me contestó con su simpleza de siempre “Lo quiero ver en las malas”.
El gordo tenía eso: en 5 palabras te dejaba pensando.
La noche se transformó en día y las cartas siguieron volando. Pero los vientos cambiaron y aquel ganador comenzó a perder, primero por causa del azar, después por errores propios y ya cerca de la hora del almuerzo, por atrocidades sin ningún sentido. No sólo perdió toda su ganancia, sino que agotó todos sus fondos.
Antes de irse a descansar, Jurczyszyn (tal era el apellido de aquel crack de la vida con quien tuve la suerte de compartir una amistad) me dijo sonriendo “El gran jugador de Poker se ve cuando las cosas no salen, en la derrota , en una mala sesion, en una mala racha. El que logra mantener la cabeza en su sitio en esos momentos y continúa jugando correcto, ese es el jugador que hace la diferencia con el resto.”

Esto es lo que estoy intentando hacer en este comienzo del viaje a Macao.
Después de un par de días iniciales sin sobresaltos y bordeando los 4K de ganancia, comenzó un tobogán que hoy me encuentra en -14K tras casi 130 horas de juego dispersas en estas dos primeras semanas.
Bad beat por doquier: AA contra AK y AKs contra A2 , ambas pre flop, por potes de 6 k . Dos veces seteado perdí contra dos out con todas las fichas adentro en el turn, y unas cuantas más que hicieron este combo explosivo.
Considero que pude por ahora mantener la cabeza fría, y si bien es inevitable que la confianza merme, el tilt fue casi nulo.
Es un viaje muy largo ( 3 meses ), así que intentaré mantenerme calmado, sin forzar situaciones desventajosas.
Los vientos tiene que cambiar, yo ya hice mi parte…. ¿no Luchito ?

Seguí las aventuras de Marcelo Stones en Pokerlogia! 

Facebook

Twitter

 

Comments Closed