@StonesPoker en Macao – Marzo 2015

Macao-China.- Mi segunda aventura por tierras asiáticas no fue tan difícil de realizar como la primera de hace 6 meses atrás. En aquella oportunidad, la decisión fue mucho más complicada. Lo lejano, exótico y desconocido, ponían una barrera delante mío para dar el último paso.

En esta oportunidad el viaje se armó casi sin despeinarse, gracias a mi difícil incursión anterior el camino quedo allanado, e hizo que varios quisiesen subirse a la travesía. No es lo mismo desembarcar en tierras donde no sabes si vas a ser atacado por salvajes, que tener un mapa de por donde caminar sin correr riesgos.

El Mono, Matias y Pachi fueron los elegidos para compartir estos 30 días de cash en Macao (China).
Una vez más el Hotel Beverly Plaza fue nuestro búnker. Desde allí todos las mañanas recorríamos los 300 metros que lo separan del Casino Wynn, nuestra oficina.
Fueron 280 horas de juego, en 33 sesiones. Un viaje de los que llamo “sin sobresaltos”, con mayoría de victorias que se fueron encadenando hasta llegar a 20 jornadas sin derrotas, lo que le fue dando color al número que había venido a buscar. La mayoría de mis partidas fueron en mesa 50/100 dhk ( lo que serían 6/12 dólares ), y solo 30 horas sentado en 100/200 DHK (12/24 dólares).
Sentí, con el transcurso de los primeros días, que el riesgo en la mesa menor era casi nulo, y que al largo plazo era imposible perder. La mesa mayor tiene esa cuota de adrenalina donde la varianza juega un papel más crudo, y hace que un par de reveses consecutivos puedan afectar tu cabeza, pudiendo desmotivarte en el caso de ocurrir. Ademas, en ella siempre el numero de occidentales profesionales es mayor, y mi objetivo es esquivarlos dentro de lo posible.
Las mesas fueron fructíferas para todo el grupo, y el vestuario se fue fortaleciendo hasta llegar a ser un equipo de esos que pueden salir a ganar en cualquier cancha.
También tuve la oportunidad de jugar dos eventos de la serie de PokerStars Red Dragon Macao, donde vi bastante ventaja. Si bien un par de flips me dejaron eliminado, en manos que me hubiesen posicionado, me quedo la sensación de que a futuro podría ser rentable buscar participar de una serie entera.
A pesar que todo marcho sobre carriles normales, mas de una vez uno siente esa sensación de la adversidad. Una
ciudad cara por demás, la comida y los condimentos típicos del lugar, el idioma infranqueable, las costumbres tan distintas y lo poco que hacer fuera de las mesas son detalles no menores, y que con el correr de las semanas en lugar de acostumbrarte, llegan a causar rechazo.

Luego de dos días de turismo en Hong Kong, que si tienen la oportunidad vale la pena conocerla, la tropa estará volviendo, en una de las partes duras de la vida del jugador profesional. Casi 40 horas de vuelo nos separan de nuestro país, pero sin dudas se hacen mas llevaderas con la satisfacción de haber logrado lo que uno fue a buscar.

Abrazo y buenas decisiones.

Comments Closed