Trampa con Tinta Invisible en las Mesas

Una modalidad de trampa digna de películas se hizo presente en los casinos del estado de Connecticut, orquestrado por el jugador Bruce Koloshi: el amateur de 55 años marcaba las cartas con una sustancia especial invisible al ojo desnudo, creyendo que era el único que las podía diferenciar gracias a un par de lentes de contactos diseñados para eso. Distintas marcas especificaban palo y figura, dándole una ventaja extraordinaria.
Lamentablemente para Bruce, los operarios en el Casino Mohegan Sun decidieron observar las imagenes a través de las cámaras pero en blanco y negro, permitiéndoles observar también la sustancia y descifrar la trampa. El Casino luego contactó a la policía, por lo que el jugador fue arrestado y se declaró culpable, debiendo cumplir una sentencia de 10 meses.

La casa siempre gana.

Comments Closed