Viaje a la WSOP 2014 – Hasta el año que viene – Parte 8

Aeropuerto Internacional McCarran – Las Vegas.- Sentado en mi asiento de la fila 24, del vuelo 3206 de American Airlines, mirando por la ventana, me despido mentalmente de esta ciudad que me recibe todos los años.
A no ser que suceda algo muy extraño, como que la sede de la Serie Mundial de Poker, se trasladé supongamos a Singapur, la ciudad del pecado va a seguir siendo mi parada obligatoria en esta época.

La WSOP 2014 no me trato para nada bien este año. Ni siquiera pude recoger un sólo cobro en torneos, lo que no me dejo para nada feliz. Por otro lado, las mesas de cash hicieron lo contrario, me trataron demasiado bien, al punto de encadenar la racha más larga de sesiones de victorias consecutivas de mi historial,19, superando a una de 17 que tenía de hace varios años atrás. Si bien no fueron todas de cifras abultadas, en el conjunto cuando uno las suma ( y lo más importante, sin nada para restar) hacen que el número adquiera un valor relevante.

Muy mal en torneos muy bien en cash, ese podría ser el título de Las Vegas de este año. Y no hay mucho que explicar. Manos que tendría que haber perdido en las mesas vivas las gane y manos para posicionarme en los torneos, en las cuales era altamente favorito, las perdí.
El poker es así, no hay que darle muchas vueltas al asunto. Lo que si, hay que trabajar la cabeza  para que las cosas no se salgan de su curso natural. Y seguir jugando siempre correcto sin que un mal día influya en el siguiente.
En eso ya estoy curtido, mi coraza absorbe los golpes sin que traigan consecuencias desagradables en mi juego. Años y muchas horas de vuelo han logrado ser inmune a lo que a muchos los desestabiliza.

El avión ya despego rumbo a mi nuevo destino, Miami. Veinte días más en esa ciudad trabajando las mesas para terminar este viaje. Esta parte será en solitario, lo que lo hace menos llevadero. Al inicio comencé con Mati Duarte, después se sumó Diego Madrigali y por último Fernando Gatto y Brian Saslavchik. Con todos ellos la convivencia y unión fue excelente, con todos se tiró del carro para el mismo lado y a la par, lo que no siempre suele pasar, por eso lo resalto.

La idea es jugar unas 200 horas en Miami, buscando los lugares que den más ventajas. Iniciare mi recorrida por el Mardi Gras Casino en Hallandale Beach y el Magic City Casino, y a partir de allí iré viendo sugerencias de los demás jugadores que residen aquí.

Esta es la parte del viaje donde pongo el piloto automático. Me siento y hago mi trabajo.
Así de fácil.
Así de difícil.

MARCELO STONES

Seguí los viales de Marcelo Stones de WSOP 2014 y anteriores desde aquí.

Facebook

Twitter

Foto gentileza Pokerdoc.com

20140706-_MG_3338

Comments Closed