Video: Un Bad Beat y un Aneurisma de parte de Heinzelmann

El poker beneficia a veces a los “donks”  y la vida parece ser más dura cuando nuestros reyes caen ante los 3-6 de nuestro rival en la mesa. Pero cometer estas indiscreciones en la WSOP, la elite de poker, y recibir un milagro en el river debería ser una causa de vergüenza propia, más por como se desarrolló la acción.

Aquí Shaun Deeb hace todo bien atrapando a su rival, que no pone freno a su agresividad sin saber que está en un 6% de chances de ganar. Pero Max Heinzelmann iba a ser iluminado ese día, y la mesa iba a desconocer de cualquier tipo de justicia. Y aunque a cualquiera le agarraría un aneurisma; Deeb se comporta ejemplarmente y llega a una conclusión triste: contra los alemanes siempre es una lucha.

La acción:

Comments Closed