WSOP 2012 – Viviendo del póker – Parte 13 – FINAL

Miami – EEUU. -El 31 de julio desembarqué en el aeropuerto de Miami mientras estaba amaneciendo. Mi amigo Fabricio, una vez más había quedado en pasar a buscarme. Debido al horario tuve que esperarlo mas de una hora, tiempo que me sirvió para organizar mi cabeza y poner en claro el objetivo de esa última semana que me quedaba antes de finalizar este largo viaje.
El plan era dejar de lado el cansancio, tanto físico y mental, y meter horas de juego en mesas de ciegas u$s 2-5 y u$s 5-10.
Primero dejé mis bolsos en Richard´s Motel, lugar recomendable, donde ya estuve en el comienzo de mi travesía. Por u$s 220 la semana tenés un cuarto amplio tipo departamento, con cocina incorporada, aire acondicionado, TV, Wi Fi, microondas y cama matrimonial. En el caso de agregar una cama más el número se acerca a los u$s 300.
La primera sesión fue victoria en el Hard Rock Café,  fueron u$s 310 en 4 horas, y en el mismo tiempo logré otros u$s 510 en el Gulfstream Park Racing & Casino en el turno noche. Que mejor que empezar así la última semana para darme fuerzas.
Al día siguiente decidí hacer jornada completa en Gulfstream, y en 11 horas levanté u$s 2300. Fue un sábado soñado, las cartas volaban justas. A tal punto que en dos manos que tengo pierna se me abre el póker en el river y en las dos me sirve para cambiar el destino de la parada, porque en una la estaba perdiendo con set mayor y en la otra contra escalera. Además en ambas pude cobrar el Jackpot de u$s 300 a la mejor mano de la hora (high hand).
Para cerrar un día perfecto hubo noche de asado. Alejandro, otro muchacho argentino que vive del póker en Miami, se despachó con lo que puedo decir sin dudas fue la mejor cena del viaje. Fabricio, Alejandro y Fito hicieron que esa noche quede en el recuerdo.
Los dos días siguientes fueron de paridad, hasta que llego otra bombita nuevamente en Gulfstream, esta vez de u$s 1825 en 9 horas. Ese día hice un par de movidas con las cuales quede muy conforme. Les cuento una de ellas.
Mesa u$s 2-5, la cual estaba muy agresiva y la mayoría de los jugadores estaban profundos. Yo tengo u$s 1100 y recibo 99 en cutt off. El botón hace Mississippi straddel de u$s 10, Sb y Bb pagan y hay 5 caller más. Estuve tentado de poner fuerte para llevarme esos u$s 80 pero tenía que invertir mínimo arriba de u$s 150 contra esos jugadores. Además no había garantías de poder llevarme el pozo, tranquilamente podían pagarme varios. Decidí poner los u$s 10, pero ya teniendo la idea que si el botón decidía subir su straddel era muy probable que le diera acción. Fue así, el botón anuncia raise y pone u$s 50 más (¿??). Con todos los que habían pagado, ese número no iba a echar a nadie y él lo sabía porque no era un mal jugador. Era evidente que tenía una mano marginal o un par chico y quería hacer un pozo por si conectaba. Fue así que solo uno foldeó y el pozo ascendió  a u$s 430. En ese momento había cambiado todo el escenario de la mano. Decidí que el riesgo valía la pena y que nadie tenía mejor rango que el mío. Solo podía haber un coin flip con alguno, pero iba a ser difícil que me pagaran. Mi movimiento fue all in de u$s 1100, para la sorpresa generalizada.
Uno a uno fueron soltando sus cartas, hasta que la acción llego a uno de los últimos, que tenía u$s 330 atrás y decidió correctamente pagar. Y fue un coin flip nomas, bajó AQ, que no voló y me llevé  los u$s 760. Alguno con falta de experiencia y sin fundamentos teóricos dirá “tuviste suerte que no voló el A o la Q”. Y la respuesta es que no hace falta tener suerte en esta situación ya que la mitad de las veces voy a ganar u$s 760 ( u$s 430 de plata muerta + u$s 330 del call) y la otra mitad de las veces voy a perder u$s 330. En el largo plazo con manos como esta uno se hace millonario.
Mi objetivo de Miami “Parte 2” era juntar 5k en esa última semana. Ya lo había superado rozando los 6k, no podía pedir más.
Llego el día del retorno y Fabricio me llevó al aeropuerto a las 18 hs., mi vuelo salía a las 22. Ese mediodía había llamado a Tam para confirmar mi pasaje  y había recibido una respuesta positiva. Cuando llego al mostrador recibo la noticia de que el vuelo estaba cancelado y se reprogramada para el día siguiente a la misma hora. La aerolínea me envió a un hotel cercano y me entregó los bouchers para las comidas. No tenía sentido protestar, decidí tomarlo con calma y aceptar las reglas del juego.
Esa noche decidí descansar, sin embargo arregle con Fabricio para que me pase a buscar al mediodía por el hotel para ir a hacer nuestra última sesión de póker juntos. El lugar elegido fue Magic City Casino, un lugar frecuentado por muchos cubanos que queda cerca del aeropuerto. Son contadas las veces que jugamos en ese lugar, por su lejanía del centro de la ciudad, pero las pocas veces que lo hicimos nos fue muy bien.
Elegí la mesa cara, u$s 5-10 y cargue el máximo, u$s 1500. En la tercera mano, recibo AK en el botón. Viene de varios limps y yo subo a u$s 75. Me pagan 4, el pozo es de u$s 400 y el flop sale A62 con draw. Varios check y un bet de u$s 175. Yo me subo con u$s 525 y todos largan la mano, buen comienzo.
Al rato en cutt off tengo A4s y llega de fold. Decido subir a u$s 40 y las dos ciegas pagan. Pote de u$s 120, flop T84 (un trébol). Los dos dan el check  y yo también paso. No quiero que se me suban y tener que largar la mano. El Turn dobla el 8 y da un trébol mas, que me pone en draw a color máximo. La ciega chica pasa y la grande bet de u$s 100, yo pago y también el otro. Ahora el  pote es de u$s 420. El river me formó color con un 5 de trébol. Ahora el que sale mandando es Sb con u$s 250, y Bb paga.  La tentación de subirse es grande,  pero estamos los tres profundos. Descarto el full en Bb pero no en Sb, y seria desastroso que anuncien allin a una subida mía. Decido jugar seguro y solo pagar, pote u$s 1170. Sb muestra 62s (color menor) y Bb QQ. Me lleve un lindo pote que me dejaba 1k arriba.
Pero la sesión no acabo allí, gané un par de manos más y recibo 22 en Utg 1. Hago limp y hay un raise de u$s 45, varios call junto con el mio para hacer un pote de u$s 225. Flop 862,  doy el check y el agresor continúa con u$s 125, se van los demás, y yo lo llevo a u$s 400.  Sin dudarlo me hace allin de u$s 1750.  En todo momento pensé que tenía ases o reyes y pagué sin dudarlo. Pero tuve que sufrir más de lo esperado cuando dimos vuelta las cartas y vi 75. Por suerte la escalera no llegó y me quedé con otro pozaso para redondear una sesión de u$s 2700 de ganancia.
Tengo un amigo, apodado “Vélez”, que siempre dice…. “lo que sucede conviene”. Es la única vez que puedo comprobar ese dicho a mi favor. Agradezco a Tam por la cancelación del vuelo. Pase por caja y de ahí al hotel a buscar el equipaje. Mientras escribo este final de la historia me encuentro en el vuelo que me dejará en Buenos Aires.
Esta es la Parte 13 de una larga historia y no quiero finalizarla sin reconocer a los jugadores argentinos que una vez más fueron a ponerle el pecho a esta Serie Mundial 2012 -WSOP representando al póker de nuestro país. Agradecer a todos con los que compartí momentos, ya sea en Miami como en Las Vegas,  y a los que me apoyaron con sus mensajes de aliento durante los torneos.
Y un párrafo aparte para mis amigos, los de siempre, esos que reciben mis mails con mis alegrías o mis tristezas según la carta que vuele y que siempre están para contenerme y apoyarme.
Fue muy positivo para mí este viaje, un escalón más en mi carrera. Y fue un verdadero placer compartirlo con todos ustedes desde Pokerlogia.com .

Abrazos y buenas decisiones.

Marcelo Stones

Para leer la Historia completa Click Aquí

Dale me gusta a nuestro Facebook escribí y comentale  a Marcelo Stones  y seguí su historia de cerca !

.
.

Comments Closed