WSOP 2013 – Resumen Final – Por Marcelo Stones

Rep. Dominicana – Punta Cana.- Después de más de dos meses de viaje, me encuentro escribiendo esta parte final de la historia, en una playa muy simpática de República Dominicana, -Juan Dolio- , nuestra última parada , junto a mi hermano de la vida Javier Sosa .
Esta última semana en estas tierras fueron sin Poker , tratando de despejar  la cabeza, haciendo playa, piscina y comiendo bastante. Punta Cana, El Cortesito y Macao fueron las demás playas que nos acogieron y nos permitieron hacer un balance de lo vivido.

Uno sabe que en este deporte, es inevitable hacer desaparecer la varianza. Las malas rachas , esas que a veces duran días, semanas, y a veces más tiempo.
En mi caso, mi deseo es que no aparezcan en esta etapa del año. La más importante, donde uno se juega dinero grande, prestigio y la posibilidad de hacer historia. Ni que hablar, los días a partir del 7 de julio, que es donde comienza el Main Event.
Canjearía sin dudar un par de meses de bad bets a cambio de vientos favorables durante esa semana. Pero sabemos que esos tratos no están a la venta. Y fue así que el DIA 1 , en el cuarto nivel tuve la oportunidad de jugar un pote de 72 k preflop, yo con AA y mi rival con AK, al 90 % .  El 10 % apareció en las comunitarias y me mando a casa muy temprano .
Uno de esos golpes que uno se acuerda el resto de su vida .

Antes y después de eso en cash tuve cruces desafortunados, siempre con mucho dinero involucrado. Dos veces con KK cruzarme con AA es un final casi siempre inevitable. El problema es cuando a la vuelta de la esquina ocurre a la inversa , pero vuela el K para darle a mi rival un pote de caja entera.
A pesar de todo , me enorgullece la conducta que tuve, las ganas y la convicción de siempre buscar el juego correcto. Gracias a eso pude terminar el viaje positivo en lo que a mesas vivas se refiere .

Mi profesionalismo estuvo a la altura de siempre. No creo que eso falle alguna vez, porque debo haber nacido así. Es lo que me permite después de un viaje que no fue el esperado, poder seguir pensando en las grandes ligas.
Cinco años de manejarme seriamente, permiten absorber sin problemas dos meses de no haber generado lo que fui a buscar y de gastos propios de un viaje. Y acá remarco un punto crucial en un jugador profesional.

“El fuera de la mesa”. Como invertís el dinero ganado con el Poker . En la buena  continuar con una vida ordenada , sabiendo que la mala puede llegar en cualquier momento.
Hoy mi resto me permite seguir con los mismos objetivos y no tener que bajar de nivel por no haber tenido una buena Serie Mundial . Esa tranquilidad es impagable.

Cierro con un reconociendo especial para :

+ Fabián Ortiz, un jugador de la vieja escuela. Allá por el 2009 fue mi primera WSOP, y fue allí que lo conocí. Éramos menos los argentinos en ese entonces.  Este año el chaqueño hizo historia, y bien merecido que lo tiene. Un laburante de esto, que a base de sacrificio, puso la bandera del país en los primeros planos del Poker mundial .

+  Richard Dubini, una mesa final y varios cobros , demostrando en su primer viaje, que tiene pasta de crack . A eso le agrega una cuota de profesionalismo por encima de la media . Un pibe de primera .

+ Damián Salas. Varios cobros, incluido en el Main Event. Pero lo más importante , siendo un consagrado, es uno más, siempre apoyando y ayudando a los demás. Un ejemplo a seguir.

+ Matias Ruzzi y Nacho Barbero lograron mesas finales redondeando una WSOP inolvidable para el Poker argentino.
.

stones
.

Comments Closed