EstrategiaNoticias Poker

Usando la Agresión prudentemente

Articulo de poker original escrito por el jugador profesional David Oppenheim

En Texas Hold ‘em, especialmente No Limit, la agresión es usualmente recompensada. Pero siendo agresivo, estas poniendo a tu oponente en una situación incómoda y lo estás forzando ya sea a jugar una mano o a hacer un bluff. Tomas el control del bote y te pones en el lugar del conductor.

Y a pesar de todo lo bueno que la agresión pueda tener, todavía veo jugadores demasiados agresivos o haciendo mal uso de esta estrategia. La agresión es una de las principales herramientas que un jugador de póker tiene, pero necesita ser utilizada con prudencia en todo momento.

Por ejemplo, veo un montón de jugadores jóvenes de la nueva escuela, salirse de la línea y ser demasiado agresivos con manos como A-Q y A-J. Ponen grandes apuestas con estas manos pensando que están haciendo una jugada inteligente, pero en realidad sólo están asustando a los que tienen poco dinero. Hay muchos malos jugadores en los torneos que por estos días solo juegan a ser pacientes – eventualmente estos jugadores cometerán un error y te llenarán de fichas. No hay necesidad de poner en riesgo una parte tan grande de tu pila con una mano así.

Muchos nuevos jugadores son culpables de abusar de la agresión. Ven a su jugador favorito en TV presionando con un gran bluff o dominando la mesa con la agresividad, y quieren seguir su ejemplo. El problema es que estos nuevos jugadores no tienen ninguna idea de cómo ser agresivo. Tu puedes serlo solamente al azar y tener la esperanza de tomar el control de la acción; tu agresión debe ser calculada.

Saber cuándo ser agresivo es algo que viene con el tiempo y la experiencia. Si careces de ese conocimiento y no tienes ningún sentido del juego que estás jugando, esa agresión se va a volver en contra tuyo.

Le aconsejo a todos los jugadores nuevos  a no centrar su juego en la agresión al principio. Tu quieres comenzar jugando sólido, póker ABC. Centrarse en los aspectos básicos y, cuando estos estén en caída, puedes empezar a pensar en llevar la agresividad a tu estilo de juego.

Ser agresivos en el póker es un arte muy fino. Ver un jugador como Phil Ivey en la mesa de póker puede ser tan inspiradora como mirar a un Picasso. Pero jugadores como Ivey han afinado su agresión con el tiempo, utilizando su experiencia en las mesas para dar forma a la manera de jugar. Dedícale tiempo a las mesas practicando, y también podrás pintar una obra maestra algún día.

Puedes practicar gratis  jugando online en estas Salas de Poker

Foto gentileza: Joe Giron

david-oppenheim
David Oppenheim frente a Elezra en Poker After Dark
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver
Privacidad