El Casino Borgata vuelve con todo y le responde a Phil Ivey

El caso judicial entre Phil Ivey y el Casino Borgata ha llegado a niveles de histeria: reclamos respondidos por reclamos, declaraciones continuadas por otras y abogados mediante, se disputan U$S 9.6 millones en un capítulo legal que Borgata declara como «trampa» y Ivey como «edge sorting» (búsqueda de ventajas).

Como mencionado antes, las acciones polémicas se habían sucedido jugando Baccarat, donde el pro del poker había notado ciertas irregularidades en el mazo de cartas que le permitía sacar una ventaja frente al casino, pudiendo distinguirlas sin darlas vuelta. Para defender su caso, Ivey añadió que el Casino servía alcohol para nublar su juicio constantemente y lo distraía con camareras atractivas.

Nuevamente el Casino volvió a declarar a través de su grupo de letrados: «El asunto es, y siempre ha sido: ¿el edge sorting es acaso una práctica injusta o fraudulenta? Los mazos no cambian la respuesta, ni los tragos que ofrece la casa o las camareras que lo llevan» mencionaron en un comunicado. Lo de las camareras no es un tema que le surge por primera vez al casino, ya que habían sido juzgados en varias ocasiones por la manera de tratarlas: constantes checkeos de peso y despidos cuando ganaban kilos extras en el 2008.

El Casino pidió por instar un descarte de los reclamos de Ivey y mantener el juicio original por los casi U$S 10 millones de dólares ganados «injustamente por el jugador». Los jueces anteriormente se habían alineado con la postura del Casino, por lo que esto puede significar un retroceso en el caso para el Tiger Woods del Poker.

Ustedes: ¿de qué lado están?

 

Comments Closed