WSOPE

El checo Josef Gulas se lleva el millón de euros disputado en la World Series of Poker Europa celebrada en su país

Se llevó acabo en Rozvadov, donde Damian Salas salió campeón en el 2020.

Tras un mes de juego intenso, la última edición de la World Series of Poker Europa (WSOPE) celebrada en la República Checa llegó a su fin con la victoria del jugador local Josef Gulas, que se hizo con el brazalete del evento y llegó a reunir un premio de más de un millón de euros.

El lugar elegido fue el casino de la ciudad de Rozvadov, convirtiéndose así en el espacio donde se ha llevado a cabo el festival más importante de poker de toda Europa a lo largo de este último año. No en vano, logró cerrarse hasta una quincena de eventos en treinta días de disputa.

Para el campeón, Josef Gulas, ha sido una experiencia muy gratificante, y es que el checo se hizo con el primer premio bajo el calor que siempre proporciona el hecho de jugar en casa, en el mejor casino del mundo, según sus palabras. Las expectativas eran altas, y esto se vio reflejado en el número de entradas vendidas, que casi llega a las setecientas, consiguiendo así reunir un bote de más de seis millones de euros a distribuir en diferentes premios.  Se trata de un evento imperdible para los amantes de la baraja francesa. 

La mesa final de la WSOPE llegó marcada por el buen nivel que dejaron los últimos siete jugadores candidatos a llevarse el torneo. Se trata de un plantel que lleva meses preparándose a conciencia en las mejores salas de poker online, esos espacios virtuales orientados a desarrollar la destreza de los jugadores de todo el mundo. Con el objetivo de llevarse el campeonato a casa, todos ellos han venido participando en torneos menores a través de internet, siempre buscando la especialización en jugadas concretas e incrementando el número de horas diarias dedicadas a la profesión.

En la World Series of Poker Europa, Gulas fue el elegido. Tras superar a cinco del resto de jugadores se enfrentó en solitario al francés Johan Guilbert, llegando a ser de este modo el octavo campeón checo en salir victorioso de una WSOPE en territorio propio. La partida comenzó con Gulas encarnando el papel de rey de stacks, y es que se sentó a la mesa con 20 millones de fichas, seguido del alemán Tkatschew (17), del francés Guilbert (13), el griego Kida (6), del holandés Denie (5), del eslovaco Koleno (3) y del macedonio Traijkovski (3).

Ante este panorama de inicio, el juego de Guilbert se fue imponiendo al de la gran mayoría de sus oponentes. Primero, su intervención propició que Kidas dejara a Denie fuera del tapete. Después, su jugada fue superior a la pareja de reyes presentada por Trajkovski, que tuvo que conformarse con la sexta posición. Fue a partir de ese momento cuando la reacción de Gulas llegó con un par de reyes para expulsar a Koleno y su pareja de jotas.

El juego encaró así su recta final, con cuatro participantes y una batalla especialmente vistosa entre Gulas y Guilbert. Ambos despacharon con solidez los intentos de Kidas y de Tkatschew, que llegó a estar líder durante un buen tramo de la partida. El francés llegó aventajando al checo en número de fichas, pero este consiguió darle la vuelta al asunto después de aproximadamente 3 horas de incertidumbre. Josef Gulas se coronó así como el campeón del evento más destacado a nivel europeo, dotado con un premio final de 1,2 millones de euros.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.    Ver
Privacidad