Neteller
Noticias PokerPoker Online

Hoy se cumplen 5 años del fatídico Viernes Negro

El Viernes Negro (Black Friday) fue sin duda una de las fechas más importantes para el poker mundial, pero por todas las razones equivocadas: desde aquel 15 de Abril del 2011, se suspendió toda actividad de juego online en Estados Unidos, razón del resquebrajamiento de las famosas salas FullTilt Poker, Absolute Poker y PokerStars.

Esa jornada, el Departamento de Justicia del país suspendió todas las salas a base de la evidencia que se montaba más y más en contra de sus administradores por continuas fallas en honrar pagos a clientes. Bajo la sombra del código civil Unlawful Internet Gambling Enforcement Act (UIGEA), procesaron a varios dueños por fraude y evasión fiscal, que terminó en miles de jugadores perdiendo sus depósitos y cuentas, en una suerte de esquema de Ponzi calculado. Entre los procesados, se hallaron los directores de FullTilt Howard Lederer, Chris Ferguson y Rafael Furst. 11 personas en total fueron enjuiciadas, que siguen en pie hasta el día de hoy.

Cuando FullTilt tuvo que declararse en quiebra, PokerStars adquirió el sitio como parte de su red y se comprometió a pagar las deudas a futuro. Es importante recordar que el sitio no tuvo ningún litigio como parte de un trato, ya que toda culpa fue direccionada individualmente y las marcas no sufrieron judicialmente. 

Hoy por hoy, PokerStars tomó la gran iniciativa para concretar su tan ansiado retorno a tierras americanas, siendo aprobado para operar en Nueva Jersey y con ojos en la porción más grande de la torta. Aunque han pasado 5 años, la herida aún no cierra y la legislación en Estados Unidos no le deja fácil el camino a los sitios. Habrá que esperar.

El comunicado que emplazó el Departamento de Justicia de EEUU sobre los sitios clausurados el día de su cierre.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.Tienes que ser mayor de 18 años para poder usar el sitio.    Ver
Privacidad