Neteller
Noticias Poker

Revista N°3 – La Dolce Vita

Sección: COLUMNISTA INVITADO

Titulo: La Dolce Vita – Fútbol y Poker

Por: Rodrigo García Lussardi

Si usted leyó este título, lo primero que se le vendrá a la cabeza es que para la verdadera buena vida falta un ítem, pues quédese tranquilo que de ser exitoso en una de estas dos actividades, el tercer ítem llega solo (para el que lo precise, yo, enamorado de mi novia, realmente no lo necesito).
Aquí estoy, buscando las comparaciones entre estos dos deportes maravillosos, obviamente sería más fácil comparar al poker con el tenis o el golf, ya que son deportes individuales y las similitudes saltarían a la vista, pero me incliné al fútbol desde esta premisa: un jugador de poker representa un equipo entero de fútbol, incluido el técnico, ya que una de las tareas del jugador de poker es plantear una estrategia para llevar adelante.
Vamos a desandar este camino desde lo básico hacia lo complejo. Está claro que para jugar al fútbol hay reglas, como en el poker, y se necesita una pelota y una cancha, como en el poker se necesitan fichas y cartas. La cancha sería la mesa de juego, pero lo más importante es el objetivo común: ganar.
Hablamos de la estrategia previa, ya sea para un torneo o para un partido. Para esto se necesita planificación, preparación y entrenamiento de las habilidades. Así como los equipos de fútbol se entrenan durante la semana, los jugadores de poker también se preparan practicando para los grandes eventos y repasan teorías entre el material existente para leer.
Con constancia y tenacidad, un mediocampista derecho podrá perfeccionar su pierna izquierda o sus tiros libres, mientras que un jugador de poker con constancia y tenacidad mejorará sus aperturas o sus apuestas posteriores.
De ese modo, el día del partido ambos demostrarán lo practicado y pensado en la semana, mas allá de los resultados.
Así como hay equipos defensivos, hay jugadores tight (sólidos) y equipos más ofensivos como jugadores loose (agresivos). Buen momento para que el técnico imponga su idea.
Hay quienes toman este juego de cartas sólo para divertirse o para pasar un buen rato entre amigos y no para ganar dinero (aunque en el fondo si uno gana mucho mejor), este estilo sería el ya famoso tiki tiki del fútbol: se podrán ganar partidos con los pibes, pero no campeonatos. Ahí impongo mi pensamiento: ni Menotti ni Bilardo, Bielsa y Bianchi. Equipos sólidos, ordenados, pensantes, ofensivos y con variantes tácticas.
En noviembre pasado se jugó la mesa final del WSOP, el torneo más importante del mundo del poker. Para dicho evento, Jeff Schulman, uno de los finalistas, contrató a Phill Helmuth, uno de los grandes campeones de la historia, para practicar durante meses cómo enfrentar a sus rivales a cambio, por supuesto, de un porcentaje de sus ganancias. El método: sentar durante horas a nueve jugadores profesionales que representaran las características principales de cada rival de la mesa final.
Shulman perdió a manos del campeón más joven de la historia, Joe Cada, cuando tenía por cartas iniciales todas las de ganar. Finalizó 4º. Esta historia nos inserta en otra comparación entre ambos deportes: los imponderables y el factor suerte.
En fútbol y en poker, mediante la práctica, el estudio, la constancia y el empeño, se pueden reducir los márgenes del factor suerte y de los imponderables. ¿Existe una cuota de suerte? Por supuesto que sí, pero es mucho más chica de lo que muchos imaginan a priori.
Para finalizar nuestra comparación entre el fútbol y el poker, no me quiero, ni puedo, olvidar algo fundamental en los dos: la pasión.
La pasión mueve montañas, te hace correr más, te hace jugar mejor, te hace estar concentrado. Mueve multitudes y arrastra masas, como lo hizo históricamente el fútbol, como esta haciéndolo el poker en estos últimos años en el mundo entero. La pasión me llevó a cubrir durante más de diez años partidos de fútbol. Es la misma pasión que me llevó a involucrarme con el poker.

poker y futbol

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.Tienes que ser mayor de 18 años para poder usar el sitio.    Ver
Privacidad