Neteller
Casinos

La historia antigua del Baccarat

Un juego de baccarat tiene tres posibles resultados: El jugador gana, la Banca gana, o hay un empate.

Cuando hablamos de un juego de casino que tenga una extensa trayectoria, haya sobrevivido a través de los años y haya llegado a la modernidad casi intacta desde su origen, hablamos del Baccarat. Un juego de casino que traspasó los límites de la edad y es uno de los más jugados en la modernidad. Sin más, te traemos su apasionante historia a través de los años.

El Baccarat disputa su origen entre China y la Antigua Roma

El origen del Baccarat no está del todo claro para los historiadores y jugadores de este apasionante juego, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho por descubrirlo, sigue sin saberse a día de hoy si el origen del juego se encuentra en China con el Pai Gow, o en la Antigua Roma, donde existía un ritual en el que las vírgenes en ofrenda a la Diosa Vesta arrojaban un dado para determinar el valor o la cantidad de su fe.

Mientras que en el juego romano se buscaba conseguir un 8 o un 9 para llegar a ser una alta sacerdotisa, sacar un 6 o un 7 las excluía de la disputa y si se sacaba un número más bajo, se les quitaba la vida. 

Por el lado del juego chino, se cree que proviene del Pai Gow (nueve), un juego que no se jugaba con cartas, pero que se encuentra cierta relación entre el nombre y la puntuación del Bacará.

Llegada a Europa y masificación

El Bacará dió un gran salto cuando llegó a Europa de la mano de Marco Polo cuando volvió y lo introdujo hacia fines de 1290, rápidamente, se haría popular entre las clases mercantiles y más altas que podían acceder a tener un mazo de cartas, ya que en ese entonces eran pintados a mano.

En aquella época, el juego no era llamado Bacará, sino que lo mencionaron como Tarocchi o, sobre todo, el Macao. En medio de todo esto, hubo un suceso fundamental para su expansión, que es la aparición de la imprenta en el mundo. Con la invención de la imprenta, tener un mazo de cartas dejó de ser un trabajo de pintores y artesanos, logrando de esta manera expandir los juegos de cartas a casi toda la población en el continente europeo.

El bacará en Francia, cuna del juego

Si bien el bacará definitivamente no tiene su origen en Francia, el juego en sí mismo se forjó allí, y es reconocido por todo el mundo actual como un juego francés. Durante la década de 1490, luego de la guerra en suelo italiano, los soldados lo introdujeron a su reparto de juegos de cartas. En ese momento, dos estilos de Bacará se difundieron, el Baccarat en Banque y el Chemin de Fer sin apuestas a la Bancase. Tan popular y amado se hizo este juego en Francia, que a pesar de la prohibición que declaró Louis Phillip en 1837, este se siguió jugando de manera ilegal y mantuvo su popularidad en el resto del continente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la política de cookies.Tienes que ser mayor de 18 años para poder usar el sitio.    Ver
Privacidad