Estrategia: Ajustándose al ICM en mesas finales por Cristian Stival

cristian-stival

En su primer artículo de estrategia para Pokerlogia, el argentino Cristian Stival nos habla de cómo ajustarse al ICM en las mesas finales de los torneos. El jugador y ahora Coach posee destacados resultados en el circuito de torneos: ganó la Gran Final del CAP en el 2015, fue 2° en la BSOP Iguazú del 2018 y cerró el 2019 ganando el Estrellas de la Patagonia.

Les presentamos su primer artículo:

Ajustándose al ICM en las mesas finales de los torneos

Si no estás familiarizado con el concepto de ICM, y su influencia en los MTT’s (torneos de póker multi-mesa), es momento de comenzar. Dominar el ICM es tan crucial para el éxito a largo plazo en el póker, así como lo es tu habilidad para elegir buenos spots de “3-bet light”, elegir los boards correctos para hacer una apuesta de continuación o definir un rango de push pre-flop.

Si no conoces el ICM o si conoces el concepto, pero simplemente eliges ignorarlo (lo cual sorprendentemente muchos jugadores hacen) entonces simplemente estás perdiendo (o dejando de ganar) muchísimo dinero.

¿Qué es ICM?

ICM significa “Independent Chip Model” y es un modelo que, simplemente, dados los stacks y los premios de un torneo en un momento dado, le asigna un porcentaje del premio total a cada jugador según su stack.

Esto refuerza el concepto de que el objetivo en los torneos de póker no es hacer la mayor cantidad de fichas, sino ganar la mayor cantidad de dinero. Por lo tanto, la naturaleza del ICM puede convertir a muchas jugadas rentables en horribles jugadas perdedoras una vez que se consideran los efectos del modelo.

Su impacto clave es hacer que la dinámica de la mesa final esté fuertemente orientada a reforzar el valor de continuar en el torneo.  Si estás en la final table (FT) con el 1% de las fichas, al menos tienes ese mínimo porcentaje de equity sobre el premio restante. Si te eliminan, ganaste ese premio correspondiente, pero tienes un 0% de equity sobre lo que queda por repartir.

ICM no tiene en cuenta las ventajas de habilidad de cada jugador, pero ofrece una perspectiva muy precisa sobre la porción que le corresponde a cada jugador sobre el prizepool del torneo, de acuerdo a su stack actual. Por ende, obliga a los jugadores a dejar de pensar en la toma de decisiones en términos de ChipEV y comenzar a pensar en términos de $EV, y los dos son, a menudo, muy diferentes.

Entonces:

  • Los stacks cortos se ven obligadas a esperar que se eliminen los demás.
  • Los stacks medios se ven obligadas a esperar a que se eliminen los cortos.
  • Los stacks grandes tienen la libertad de castigar a todos y abusar al máximo.

Cuanto más playos sean las stacks cortos de la mesa y cuanto más grandes sean las brechas entre los stacks, más pronunciado será el efecto de ICM y más dispuesto deberás estar a esperar la próxima eliminación antes de confrontar y arriesgar tu vida en el torneo.

Entonces, ¿Cuáles son las claves a considerar para adaptarse a ICM? ¿Cómo usar ICM a nuestro favor en las FT’s? A continuación, veremos algunos conceptos básicos sobre cómo comprender mejor el concepto y cómo ajustar nuestro juego.

icm-estrategia

1) Estudia ICM, pero no intentes hacer los cálculos en tiempo real

El tiempo para estudiar ICM y hacer cálculos de ICM es fuera de la mesa. Es importante revisar tus mesas finales pasadas y las decisiones que tomaste que arriesgaron tu vida en el torneo, y usar una herramienta como Hold’em Resources para ayudarte a aprender más sobre el concepto. La razón por la que es tan importante analizar tus manos jugadas previamente es porque ICM es un concepto tan complejo que nadie podría hacer un cálculo de ICM en su cabeza durante un torneo, ni tampoco usar una calculadora para hacerlo en tiempo real. Esto se debe a que necesitas saber el tamaño exacto de cada stack y el pozo de premios exacto restante en el torneo, así como los rangos específicos de cada jugador involucrado en la mano que estás analizando.

Así, la forma de aprender ICM no es en las mesas, sino revisando escenario tras escenario, mano tras mano y terminar desarrollando una intuición o “sensación” para aplicarlo, así como una comprensión de qué factores influyen más en la toma de decisiones de ICM. Intenta simular el mismo escenario con diferentes rangos de call o diferentes tamaños de stack y encontrarás que la misma jugada puede ser tremendamente rentable o terriblemente mala.

2) Considera la estructura del torneo y las ventajas futuras

Cuando estés en una mesa principal y consideres las implicaciones del ICM para el tamaño de tu stack y las jugadas que hagas; ten en cuenta que el modelo no incluye ningún tipo de ajuste para tu nivel de habilidad, la probabilidad de que ganes el torneo en función de los “niveles de habilidad o estilos de juego” de los otros jugadores, la estructura del torneo, el tamaño promedio del stack, o cualquier otra cosa de esa naturaleza.

Esto significa que en un torneo donde la estructura es excelente, los stacks son profundos y tu ventaja es grande, deberías tener en cuenta al ICM más de lo habitual, porque un gran error de ICM podría costarte no solo en términos de ICM puro, sino también en términos de tu “futura ventaja” una vez que el torneo llegue al 3-handed o al heads-up (HU).

Si estás en el 3-handed, eres un gran jugador de HU y crees que ganarías el heads-up el 60% de las veces contra cualquiera de los otros dos jugadores, deberías estar aún más dispuesto a hacer folds tight o jugadas que simplemente te brinden la mejor chance posible de llegar a dicho heads-up. Por el contrario, si estás en la mesa final de un torneo turbo donde las ventajas son menores y los stacks son más playos, las decisiones de ICM serán muy finas de una forma u otra (tal vez decisiones con un 1% o 2% de diferencia) y no puedes estar seguro: tendrás que aceptar que cada una de tus decisiones es de alta varianza, y hay una mayor probabilidad de cometer un error de ICM al pagar a ese push con A-7o en vez de solo pagar con A-8s+.

Este es uno de los principales factores por los que muchos torneos turbo con premios grandes terminan en deals entre cuatro o cinco jugadores: la varianza es tan alta que obliga a los jugadores a tomar decisiones de ICM, donde si se equivocan en un 1% o 2 %, literalmente les está costando miles de dólares en EV.

icm-estrategia

3) Presta atención al conocimiento de ICM por parte de los rivales

Al ingresar a una mesa final importante, así como es importante tener lecturas sólidas de todos los demás jugadores, es crucial entender exactamente quienes saben de ICM y quienes no, y cómo se están adaptando esos jugadores que son conscientes del ICM. Por su naturaleza, aunque sea algo frustrante, la falta de conciencia del ICM de los demás puede convertir tus buenas jugadas en malas.

Por ejemplo: Estás en la SB con 20 bb’s en una FT donde quedan 7 jugadores, al jugador de UTG le quedan 2 bb’s de stack (quien probablemente quede all-in en la siguiente mano) y te llega el turno en un pozo sin abrir, con la BB teniendo 8 bb’s de stack. Con seguridad, es una jugada rentable ir all-in con cualquier cartas (any-two) en esta situación, porque la ciega grande no puede pagar con prácticamente nada, habiendo un stack tan corto a punto de eliminarse. Deberá foldear muchos de sus A-x y definitivamente todas sus manos débiles del tipo K-x.

Aclaración: este es solo un escenario inventado, ya que es casi imposible saber si mis afirmaciones sobre el rango de call rentable de la BB es correcto o incorrecto sin saber los saltos de premios y los restantes tamaños de stack.

Sin embargo, si la ciega grande decide hacer snap-call con K-4o, eso hará que nuestra estrategia de ir all-in con any-two sea menos rentable, ya que no teníamos tanta fold equity como estimábamos. Este es el comienzo de un ciclo de leveleo interminable, porque nuestro rango de push se basa en su rango de call percibido, que se basa en el short-stack de la mesa, así como su rango de call real se basa en nuestro rango de push percibido, el cual se basa en que él sabe que sabemos que hay un short-stack en la mesa…

¿Ya te hice perder? Dicho de otra manera: Si supiéramos que el pagaría con K-4o a pesar del short stack, podríamos no haber pusheado cualquier dos cartas. Entonces, si nuestros oponentes no tienen en cuenta (o no saben) el ICM y deciden hacer jugadas marginales que ponen en riesgo su torneo en spots innecesarios, esto niega nuestra capacidad de hacer jugadas correctas por ICM, porque las mismas se basan en el supuesto de que el rival no arriesgará sus fichas innecesariamente.

Esto no necesariamente significa que los jugadores recreacionales (que no tienen en cuenta el ICM) no foldearán tanto como pensamos. Por el contrario, muchos de estos jugadores estarán tan desesperados por escalar en la tabla de pagos, que terminarán foldeando mucho más de lo que deberían. Lo que significa es que, como en cualquier situación en el poker, tenemos que adaptar nuestra estrategia (y la aplicación de los conceptos teóricos) según las tendencias, estilos y niveles de habilidad de los demás jugadores.

4) Realiza jugadas No-Convencionales

El ICM a veces conduce a algunas situaciones complicadas. Puede llevar a escenarios en los que un stack más grande te maltrata sin piedad, u otros en los que estás completamente “atado” por la presencia de un stack más corto o la estructura de un torneo. Estas son las situaciones en las que necesita pensar “out of  the box” (pensar de una forma diferente).

Veamos un ejemplo: Hay un stack pequeño en la mesa y abres con A-Q. Si el stack mayor te 3-betea, no necesariamente querrás 4-betear pequeño para inducir acción, porque sería una pesadilla para ti si el rival te 5-betea all-in con su par de cincos y te obliga a foldear o a tomar un coin-flip por tu vida en el torneo. En estos casos, puede ser perfectamente aceptable pushear por stacks más grandes de lo que normalmente lo harías, o pagar 3-bets en situaciones donde normalmente no lo harías.

Estas estrategias te pueden ayudar a adaptarte a los jugadores que están tratando de explotar tu “vulnerabilidad por ICM” de una forma menos azarosa. Del mismo modo, puedes considerar limpear ciertas manos desde el CO, BU o SB, o defender la ciega grande versus una subida con una mano con la que normalmente pushearías.

En ocasiones, también será necesario estar dispuesto a dejarse explotar: habrá casos en los que tendrás que raise/foldear una mano mucho más fuerte de lo habitual, o simplemente resistir la tentación de abrir muchas manos medias, cuando sabemos que nos intentará explotar un chip-leader agresivo. A veces, la mejor manera de explotar a otros jugadores por ICM es simplemente foldear más manos.

5) “No me importa el ICM, yo siempre juego por el primer puesto”

Finalmente, la frase anterior es probablemente una de las peores ideas que podrías tener en tu cabeza como jugador de torneos de póker. Es equivalente a decir: “¡Que importa si una mano es mejor que otra y cuanta equity tienen…yo siempre juego 9-7s!”.

Comprender y adaptarse al ICM es un aspecto inevitable y crucial para jugar MTTs redituablemente, y cuanto más correcto y fino manejes el ICM, más dinero ganarás a largo plazo. “Jugar para ganar el torneo” es una mentalidad corto-placista que generalmente es perpetuada por jugadores que piensan que son demasiado geniales para hacer la jugada correcta cuando esa jugada implica foldear, y me imagino que muchos de los jugadores que adoptan esta mentalidad se sorprenderían al descubrir cuán poco rentables fueron algunas de sus decisiones pasadas. Incluso he visto a algunos jugadores conscientes del ICM, que son muy buenos en torneos de póker, dejarse dominar por las emociones y quedar eliminados horriblemente en mesas finales, o burbujas de mesa final, habiendo arriesgado grandes cantidades de fichas en situaciones donde era totalmente innecesario.

icm-estrategia

El ICM está aquí para ayudarte. Tu trabajo será: entenderlo, ajustarte, dominarlo y PRACTICAR. Luego verás cómo tu ROI se elevará enormemente.

Cristian Stival:

Comments Closed