12 Millones con 23 Años Gracias al Póker Online

adrian-mateos-wsop-gpi

Se dice que el póker ha pasado de moda, que no es igual de popular a como lo fue a principios de siglo cuando medio mundo se engancho a este deporte mental y todos querían ser jugadores de póker profesional. Fue durante ese periodo que el póker online se expandió a nivel mundial hasta que las legislaciones nacionales y la crisis mundial le pusieron freno. 

Esto no impidió que muchos siguieran jugando de forma muy discreta en la internet, haciéndose más ricos que los jugadores super estrella de la WSOP. En 2018, un joven español de 23 años acumulo más de 12 millones de euros alcanzando el ranking #1 en el Global Póker Index

Se llama Adrián Mateos. Dejó la carrera de economía a los 18 años para dedicarse a jugar 10 horas al día póker online. No juega desde España porque los impuestos y las regulaciones no van con él. Desde Inglaterra tiene mayor libertad financiera, ¿y porque no? Cada quien tiene derecho a manejar su dinero como le venga en gana. 

Todo comenzó cuando tenía tan solo 16 años. En ese entonces ya estaba decidido a formarse una vida jugando al póker. Comenzó por estudiar estadística y probabilidad, la bases para poder tomar decisiones inteligentes durante todo el juego. Luego se aprende mucho de psicología del jugador, a leer al contrincante y disfrazar tus pensamientos para engañarlo a él. 

Cuando tuvo la edad necesaria para poder jugar ganó sus primeros dos torneos de importancia a los 18 años. El CNP de Madrid, en el que ganó €32.000 al pagar una entrada de €550, y el Estrellas Poker Tour de Madrid donde se llevó €103.000 con un buy-in de €1.100. 

“En los niveles altos se concentra gente joven, de 25 a 35 años, inteligente y con estudios. Es un mundo sano. Es cierto que hace 15 o 20 años era otra cosa por que ganaban los más listos del lugar, pero cuando llegó el póker online todo eso se acabó. El juego se profesionalizo mucho con toda la matemática y el estudio que empezó a requerir.

Con esos dos primeros ingresos Adrián le compró un BMW a sus padres, invitó a todos sus amigos a Ibiza y se mudó a Londres a comenzar una nueva vida. En el 2013 obtuvo su primer brazalete al ganar el Main Event de la WSOPE y se llevó un premio de €1.000.000 . Hoy tiene 3 brazaletes y 19 cobros en la Serie Mundial de Poker. 

A corto plazo en este juego puede ganar cualquiera, por eso todo el mundo tiene la ilusión de ganar, y eso es lo bueno. Pero a largo plazo triunfan los mejores, los que más estudian y los que más horas le echan. Los que más comprenden el juego en sí”. 

5 años después Adrián amasa una fortuna de 12 millones de euros. Son 10 horas de juego al día que dejan poco tiempo para cualquier otra cosa que no sea estudiar al póker, o jugar al póker. No considera que malgaste su dinero. Posee un Ferrari, pero eso es porque tiene una empresa de alquiler de coches de lujo. 

Londres es su base de operaciones por las ventajas tributarias que ofrece. En Inglaterra, las ganancias derivadas del juego no son tributadas. La legislación considera que la casa de póker ya ha pagado los impuestos, y que tu lo haces cuando pagas la cuota para jugar. Pagar más sería una doble imposición. 

Le encantaría regresar a España, pero la legislación lo hace imposible. Solo se puede jugar entre españoles (aunque esto esta cambiando) y la tasa impositiva es de 45%, muy inviable cuando los retornos en el póker son tan pequeños. Las perdidas tampoco son deducibles, así que los grandes apostadores han tenido que irse del país.  

Por el momento vive como un nómade digital. Entre Londres, Las Vegas, Miami y las Bahamas. Los lugares preferidos por los jugadores de póker que se reúnen a jugar torneos. Pocos lo conocen, pero es uno de los millenials que han sabido aprovechar las ventajas que ofrece el mundo digital para ganar millones. 

Y su legado sigue en el 2019

Comments Closed